Entrevista a Carriço



Daniel Carriço es uno de los jugadores mas importantes del Sevilla F.C, y con Pablo Machín a recuperado su mejor nivel. Ayer el central del equipo nervionense fue entrevistado por el ABC de Sevilla.

Hablar con usted es hablar con un referente en el vestuario y en el Sevilla. Son ya seis temporadas aquí… : "Sí, la verdad es que ya son muchos años, me siento un afortunado por poder representar al Sevilla todos estos años. No son muchos los jugadores que han podido representar tantos años a un club tan grande como el Sevilla".

El Soriano ha comentado tambien los siguientes temas:

El futbolista es un profesional más, pero tantos años aquí, y con el componente emocional que tiene el fútbol, deben dejarle marcado: "Sí, sobre todo por cómo se vive el fútbol en esta ciudad. El Sevilla es un club que lo representas y empiezas a sentir el escudo, porque es un club muy importante y la gente te transmite a quién estás representando".

Y eso que parecía que este verano iba a ser su último aquí: "Sí, parecía que había terminado mi ciclo pero el fútbol al final son momentos y hay muchas sorpresas. Estoy muy contento por seguir un año más, estar disfrutando y volver a sentirme importante".

¿Llegó a estar cerca su marcha?: "Tenía claro que no me iba a ir por irme, que tendría que ser algo bueno para mí y para el Sevilla, si no era para las dos partes no merecía la pena. Yo sabía que me encontraba bien, tuve momentos malos, me lleve muchos meses entrenando y no confiaban en mí, pero mantuve la misma línea desde que llegué aquí, siendo profesional a tope y que nadie pudiera reprocharme nada. Al final la verdad siempre se impone y estoy muy contento por volver a jugar en el Sevilla."

No es la primera vez que le oigo recalcar lo de que «no confiaban en mí». ¿Quiere usted quitarse esa etiqueta de jugador que se lesiona mucho?: "Es que es la verdad, me he tirado muchos meses entrenando y en los que no confiaban en mí y al final te ponen esa etiqueta de «este se lesiona». Me he lesionado algunas veces, pero muchas veces no, estaba entrenando como uno más o incluso mejor que los demás."

¿Merecía usted más respeto el año pasado?: "No sólo yo, también muchos de mis compañeros que estaban entrenando y no se les dio la oportunidad. Los últimos seis meses de la temporada pasada se utilizaron muy pocos jugadores y eso perjudica a la plantilla, los que juegan están muy machacados y los que no lo hacen están perdiendo valor. Esto es una plantilla, todos somos importantes económicamente para el club y, si no aprovechas a todo el mundo, el club sale perjudicado."