Nico Pareja:"A partir de Turín se empezó a ver un equipo con un ADN con el que la gente se sentía identificada"

El Sevilla F.C está inmerso en el regreso a la competición y en los entrenamientos para que los jugadores para que lleguen en el mejor estado de forma para disputar el siguiente partido que no es ni mucho menos que ElGranDerbi.

Y para un partido tan especial el club en la radio oficial ha entrevistado a un gran jugador que ha vivido bastantes derbis, Nico Pareja.

Nico Pareja ha comentado sobre los recuerdos que todavía le vienen a la cabeza:"Han sido muchos, pero creo, porque fue la primera y por la manera en la que se dio, me quedo con Turín, con esa copa en la que tiramos de épica desde el principio. A partir de ahí se gestó una nueva identidad para el Sevilla. Se empezó a ver un equipo con un ADN con el que la gente se sentía identificada. Turín fue la culminación de un año impresionante". El central ha indicado sobre el Sevilla anterior:"Todos nos acordamos del Sevilla de los títulos anteriores a los nuestros. Se formó un equipo con grandísimos jugadores, pero no nos fijábamos en eso. Nuestro grupo tenía mucha personalidad y queríamos dejar nuestro sello sin imitar a nadie. Queríamos estar en la historia de un club tan grande y lo hicimos a base de tener un gran grupo humano, defendernos entre nosotros y con la calidad que había"..

Al Argentino le preguntaron sobre su llegada a Sevilla: "Lo recuerdo con cariño, con nerviosismo y con risas. Me quedaban tres años de contrato en Rusia, acababa de renovar y llevábamos tres años allí. Yo me había sentido bien con Unai en el equipo y la familia estaba deseosa de poder marchar a algún lugar más cercano a nuestra cultura. La llamada de Monchi y Unai fue clave y la tomé con mucha alegría. Yo tenía un gran contrato en Rusia y tenía que hacer un esfuerzo muy grande a nivel económico para venir. No me lo pensé, pusimos el dinero en último lugar y tomamos la decisión de volver a España". Por último tuvo unas palabras sobre la afición: "El cariño de la gente es impagable y te demuestra que vas por el camino correcto. El aficionado es exigente pero si ve que uno lo da todo, te lo reconoce. El cariño con el que me han tratado a mí cuando llegué, con la lesión del cruzado y los mensajes de la despedida, no puedo estar más orgulloso de todo lo que he hecho y el cariño que he tenido, que es recíproco porque el club y la afición han estado en los momentos más difíciles y yo he intentado hacer lo mismo".